Muy pocas personas toman las tiendas de segunda mano como una opción, ya que prefieren comprar ropa completamente nueva por diversos motivos.

Las tiendas vintage o tiendas de segunda mano a lo largo de los años han sido más frecuentes y comunes, por lo que muchas personas en la actualidad han tomado esta opción de comprar ropa usada como algo muy normal.

Si te encuentras en días apretados en cuanto a presupuesto y necesitas comprar con urgencia algún outfit para una ocasión especial, estas tiendas pueden ser una gran opción, ya que resultan ser muy económicas y cuentan con gran variedad.

Además, en estas tiendas sueles encontrar ropa en todas las tallas, colores, e incluso gran variedad y ropa que no podrás encontrar en ningún otro lugar.

  1. FIJA TU PRESUPUESTO

Antes de visitar una de estas tiendas famosas de segunda mano o un bazar, te recomendamos que tengas un aproximado de cuanto piensas gastar en ropa.

Estas tiendas de segunda mano se caracterizan por ser muy baratas, pero eso no quiere decir que podrás llevarte toda la tienda, porque resultará como haber visitado una tienda de diseñador.

Además, contar con un presupuesto te llevará a comprar lo necesario y lo que necesitas realmente, y por lo tanto, evitará hacer que compres artículos por impulso, innecesarios o que no vayas a utilizar.

  1. BUSCA SÓLO LO QUE BUSCAS

Si ya traes en mente qué es lo que estas buscando o lo que necesitas enfócate en ello e intenta no perder el enfoque, ya que si te encuentras en una tienda muy grande es muy probable que te desvíes de tu objetivo y termines comprando cosas que no fuiste a comprar y que no necesitas.

  1. CUESTIÓNATE ANTES DE COMPRAR

Si no le puedes encontrar respuesta a alguna de las siguientes preguntas entonces no lo compres, ¿cómo lo voy a usar?, ¿con qué lo voy a combinar?, ¿En qué momento me lo puedo poner?, ya que si lo compras podrá conllevarte a realizar un gasto extra que quizá sea más costoso.

  1. REVISA TUS COMPRAS DE PUNTA A PUNTA

Recuerda que cuando asistes a una tienda de ropa de segunda mano estarás comprando ropa que le ha pertenecido a alguien más y que por alguna razón la llevó hasta allí, quizá porque no le quedó, o le quedó mal.

Así que cuando te hayas decidido por alguna prenda en específico acostumbra a revisar cada parte de ella, ya que podría estar manchada, rota o sucia.