Muchas personas le temen frenéticamente al hecho de ir a un psicólogo, por muchos años se ha tomado un mal concepto acerca de acudir a una terapia psicológica, y es que se piensa que estos profesionales ayudan a los locos.

Pero la verdad es otra, en una terapia psicológica eficaz lo que busca es ayudar al paciente con los problemas personales que presente, los cuales no puede llevar por sí solo.

Hay muchas personas que acuden al psicólogo una vez que piensan que el problema ya no tiene solución, y en este punto la situación se ha agravado mucho. Sin embargo, aun en este punto, el psicólogo puede ayudar significativamente a la persona.

Algunos psicólogos alegan que las personas le temen a sus terapias, ya que sienten que acudir a una de ellas es sinónimo de presentar alguna enfermedad mental, cosa que es una vil mentira.

No todas las personas están preparadas para soportar las mismas situaciones, hay quienes afrontan un problema con rigidez, con una firmeza increíble, mientras otras simplemente sienten hundirse en la tristeza y la desesperación.

Esto es completamente normal, y para ello están los psicólogos, los cuales a través de métodos y estrategias son capaces de ayudar a cualquier persona a superar sus miedos y situaciones difíciles.

Hay algunas señales que nos indican que una persona  necesita asistir a una terapia psicológica para recibir ayuda, algunos de ellos son:

  • Cambios repentinos de humor.
  • Conflictos fuertes, uno más grave que el anterior.
  • Aislamiento social.
  • Sensación de soledad con frecuencia, aun estando con muchas personas.
  • Deseos excesivos de dormir.
  • Insomnio excesivo.
  • Incapacidad de estudiar, trabajar o hacer cualquier tarea.
  • Higiene personal descuidada.
  • Desorientación.
  • Ver u oír cosas que más nadie puede.
  • Olvidar hechos importantes, nombres, o cosas básicas.
  • Haber vivido situaciones traumáticas.

Hay otras señales significativas que nos ayuda a saber si necesitamos o no ayuda psicológica.

Asistir a una terapia psicológica nos aporta muchos beneficios, los cuales hay que aprovechar para así salir de la situación deprimente en la que estamos.

Además, nos sentiremos escuchados, entendidos e importantes.

Muchas personas que han asistido a una terapia de estas, alegan haber sentido una mejoría increíble después de haberla terminado. Además recomiendan a todas aquellas personas que pasan por situaciones similares, asistir a una terapia psicológica para mejorar su condición.