El sector inmobiliario ha recibido en los últimos 3 años un enorme auge en España tras la crisis económica que la afectaba y esto se debe a que durante la crisis la fluctuación  de las tasas de interés hizo que muchas transacciones por la compra o venta de viviendas se estancaran.

Esto se acabó finalizando el 2016 y entrando el 2017 donde hubo un boom comercial por la compra y ventas de viviendas e incentivo el trabajo de proyectos de nueva obra alrededor de toda España pero más aún en la ciudad de Zaragoza cuya única equiparable en el negocio es Madrid.

Uno de los principales promotores de los proyectos de nueva obra en Zaragoza es la casa constructora Castillo Balduz la cual con más de 40 años en el negocio de construir hogares se han hecho una reputación no solo en la provincia de Zaragoza sino en toda España.

Ventas y discusiones.

Muchas personas no creen las cifras que dieron los análisis hechos por Castillo Balduz en base a las ventas que se suscitaron en el lapso de 2 años los cuales fueron 4000 viviendas vendidas por trimestre, lo que significa un total de 16000 viviendas vendidas por año.

Del gran total se estima que el 45% de las ventas trimestrales fueron por viviendas restauradas vendidas a precios accesibles en comparación los precios que puede tener un apartamento en unos proyectos de nueva obra, los precios regularmente ponen escéptica a mucha gente.

Aunque una vivienda nueva puede ser la opción más lógica la verdad muchas viviendas restauradas son una opción más aceptable para muchos debido a que las viviendas restauradas suelen costar menos que las viviendas nuevas y es por esto que ocurrió ese aumento en ventas de viviendas de segunda mano.

El futuro de la empresa inmobiliaria.

Para muchos tras varios análisis el desarrollo inmobiliario no va a tener un descanso debido al aumento exponencial de la población para las siguientes décadas lo que hará que la construcción de edificios de apartamentos se haga más y más común para albergar a la población creciente.

Esto junto a que el desarrollo de nuevos métodos de construcción hacen todo levemente más costoso lo cual significa en ocasiones que las personas buscaran gastar menos por una vivienda que les ofrezca la misma seguridad y comodidad que el nuevo proyecto o que el edificio pueda ofrecer.