Los seguros para coches son conocidos como contratos realizados por aseguradoras para cubrir los diferentes riesgos mediante la conducción de un automóvil, como al mismo tiempo proteger el automóvil como a las personas en su interior, es decir el conductor y los pasajeros, contra riesgos como el robo, choques a alta velocidad, incendio, entre muchos más.

También el seguro para tu coche es conocido como un mecanismo de protección contra accidentes u prejuicios mediante la paga de una mensualidad la cual cubre diferentes coberturas, estas coberturas poseen un cantidad de fondos para cubrir el accidente  infortunio que se presentado al asegurado, algunas de estas coberturas son:

 

  • La cobertura de compromiso civil.
  • La cobertura restringida.
  • La cobertura ampliada.
  • La cobertura de accidentes viales.
  • La cobertura de protección judicial.
  • La cobertura de adaptación y conversión.

Existe una gran variedad de seguros para automóviles, cada uno ofreciendo mejores servicios que los demás pero todos con una única misión asegurar la salud de su asegurado y pasajeros, como al mismo tiempo indemnizar cualquier pérdida presentada en el automóvil asegurado mediante el accidente.

 

Los daños que cubren los seguros automovilísticos

Los seguros automovilísticos cubren una cierta cantidad de daños los cuales sufren los vehículos asegurados, claro que esto también depende del tipo de seguro que sea contratado cumpliendo las necesidades del asegurado, sin embargo a continuación nombraremos los daños principales que toda aseguradora cubre:

 

  • El Perjuicio propio al coche afianzado: esto cubre lo que son los daños por diferentes tipos de accidentes como el robo, el incendio, un fenómeno natural, el vandalismo, entre otros.
  • La pérdida general: está se encarga de cubrir toda la indemnización, es decir la reposición del valor en el que se encontraba evaluado el coche.
  • La pérdida de equipos multimedia: el cual cubre la pérdida de cualquier equipo de audiovisual ubicado en el coche según lo pactado en el contrato de la aseguradora.
  • La responsabilidad civil ante lesiones causadas a terceros: este cubre los gastos de las personas víctimas del accidente causado al coche afianzado.
  • La responsabilidad civil ante los ocupantes del coche: cubre los gastos de las lesiones causados a las personas que se encontraban dentro del coche al momento del accidente.
  • Los accidentes propios: esté cubre la muerte del conducto o invalidez causada en el accidente.

 

En conclusión, los seguros para automóviles tiene el objetivo fundamental de remediar e indemnizar los diferentes daños causados por accidentes al vehículo asegurado o a los vehículos de terceros, mediante diferentes tipos de coberturas se podrá gozar de diferentes servicios de la aseguradora, en diferentes países es obligatorio que al comprar un vehículo sea asegurado inmediatamente conocido también como seguro de responsabilidad civil.