Gracias a las características que posee el diamante, es considerado como una de las joyas de mayor valor en el mundo actual. Según sus niveles de pureza, los diamantes puedes tener un mayor valor y para eso se encuentran expertos como Nacho Luna y su proyecto, Moon Diamonds.

Nacho Luna es conocido como uno de los joyeros de mayor renombre en toda España, encargándose de ser el diamantero de las figuras de mayor fama en territorio español y a nivel mundial, ante el nivel de competencia que lleva su empresa situada en Amberes, Córdoba, Sevilla y Madrid.

Con más de veinte años de experiencia, Luna se abrió camino como diamantero con su famoso proyecto conocido como Moon Diamonds en el año 2015. Con cuatro sucursales en la actualidad, Luna posee una de ellas en la conocida capital del diamante, la ciudad de Amberes.

En esta ciudad, al menos un 80% de los diamantes en bruto son manejados y se cree que, la mitad de los diamantes tallados conocidos en la actualidad son manejados en esta misma ciudad, por lo que ha sido grandemente beneficioso que su proyecto llegara a esta ciudad.

Con su importante labor de tasación de diamantes, Luna logró convertir su empresa en una de las opciones de mayor importancia en la actualidad, logrando alcanzar un alto nivel de competencia que le proporciona a una clientela bastante exclusiva alrededor de todo el mundo.

 

Un experto en la tasación de los diamantes más puros del mercado

El trabajo de la empresa Moon Diamonds es ofrecer una tasación adecuada a los diamantes, ante su trabajo de compraventa de este mineral tan preciado. Tomando en cuenta características como el nivel de pureza, el color, la talla y hasta el peso, la empresa vende grandes cantidades de diamantes.

Estas características resultan importantes ante la necesidad de poder definir el valor de un diamante, iniciando por las proporciones de cada pieza que definen la talla que posee. Mientras mejor esté tallado el diamante, mayor brillo debe proporcionar en modo espejo.

De igual forma se mide su peso en quilates que, aunque no es un peso equivalente a los quilates del oro, definen el precio de todas las piedras preciosas de la actualidad. Además, está la pureza de cada pieza, en la que se toma en cuenta cualquier detalle que el diamante pueda tener en el interior.

Si un diamante no posee ninguno, se determina como puro y se continúa con el color, ya que mientras más claro esté su color, mayor es su clasificación y valor. De hecho, los diamantes sin color son aquellos que se definen como los más puros que se pueden encontrar.

Y para eso, Nacho Luna y su empresa se encargan de ejercer una tasación que pueda garantizar la obtención de las joyas más preciosas que se encuentren en el mercado, permitiendo que sus clientes más exclusivos se encuentren completamente satisfechos ante cada diamante vendido.