La presencia de signos y síntomas con relación a la enfermedad pueden ser comunes, para poder confirmar es necesario realizar la prueba para detectar lyme, solo así el diagnostico va a ser completo y el tratamiento daría inicio.

Ahora bien, te comentaremos todo lo que tienes que saber sobre la prueba de lyme, lo que ocurre y pro que es tan importante hacerla.

¿Qué ocurre durante la prueba para detectar lyme?

El lyme enfermedad es una infección que tiene una serie de síntomas que afectan al paciente en muchos niveles, por ello es necesario realizar la prueba en las etapas iniciales, de esa manera el tratamiento sería mucho más eficaz.

A la hora de realizar la prueba para detectar el lyme se presentan dos opciones, la primera es a través de un examen sanguíneo, que luego es llevada a un laboratorio para ser examinada por el analista y determinar si es positivo o negativo.

En relación a la segunda opción, esta es recomendada en caso de presentan síntomas que afecten el sistema nervioso, y para ello se lleva a cabo una extracción de líquido cefalorraquídeo a través de una punción lumbar, en el que se procede:

  • Acostado de lado el medico inyecta anestesia para calmar cualquier dolor que pueda sentir.
  • Después de la anestesia se inserta una aguja entre las dos vértebras en la zona inferior de la columna.
  • Luego, se hace la extracción del líquido cefalorraquídeo y el proceso está listo en alrededor de 20 minutos.

Es importante que este muy quieto a través de esta prueba y siga las instrucciones del médico, de esa manera evitara malestares por los movimientos bruscos.

Sin embargo, es importante saber que algunas veces estas pruebas pueden dar un falso negativo, por ello muchos médicos recomiendan realizar otras que no son específicas para el lyme, pro ayudan a desechar cualquier otro problema de salud.

¿Por qué es necesario realizar la prueba?

Al tener cualquier tipo de sospecha sobre el haber adquirido esta enfermedad, ya sea por la presencia de los síntomas u otra, la prueba ayuda a verificar los temores del paciente y evitar correr riesgos más severos.

La misma es necesaria para poder tratar la enfermedad de lyme en etapas tempranas, donde puede ser combatida y controlada con mayor facilidad, logrando de esta manera no tener que lidiar con la presencia de otros problemas que pueden causar problemas en la vida diaria.

Por ello, siempre se recomienda realizar la prueba a la aparición de síntomas o si sospecha de tener la enfermedad, los riesgos por cualquiera de las opciones son mínimos, ya sea esta sensibilidad en la zona o dolores de cabeza.

La prueba para detectar lyme puede asustar a muchos al tratarse de una punción lumbar, o aquellos que tienen miedo de las agujas al extraer sangre, pero estos deberían olvidarse para prevenir síntomas que comprometen la salud, los cuales pueden llevar al paciente a un descontento con la reacción de su cuerpo.