La enfermedad de lyme es una de las infecciones causadas por garrapatas más comunes en la actualidad, afectando a los animales y humanos. Lamentablemente en los últimos años los registros de sus casos ha incrementado, en su mayoría, por no haberse tratado con tiempo.

Pero ¿Sabías que demorar en diagnosticarla puede producir graves consecuencias? En especial si el paciente ya padece de alguna enfermedad crónica.

A continuación, nombraremos las consecuencias de no tratar con anticipación esta infección bacteriológica.

¿Qué pasa si la enfermedad de Lyme no se trata?

¿Qué es la enfermedad de Lyme?

Estamos hablando de una prominente amenaza para el bienestar salubre de la raza humana. Parecida a la babesiosis, es una infección que debilita el sistema inmune y que puede contraerse con tan solo la picadura de una garrapata infectada.

Normalmente se diagnostica en animales, en especial a los ciervos, lobos o caninos. Sin embargo, las personas también podemos ser sus víctimas debido a que su fuente de alimentación es la sangre. Cabe destacar que no todos estos insectos están infectados, pero vale la pena tener precaución.

Consecuencias de no atenderla a tiempo

El mayor problema de la enfermedad de lyme es que tarda en manifestarse. Además, sus indicios son tan similares a los de otras infecciones, por lo que es bastante común en los especialistas confundir los diagnósticos, que podría significar un problema más grave si se llega a recetar un tratamiento equivocado.

Al principio, los infectados pueden presentar los síntomas frecuentes de un resfriado, es decir,  temperatura alta,  dolor de cabeza, escalofríos, inflamación de garganta, etc.

Sin embargo, las garrapatas infectadas pueden transmitir otros cuerpos dañinos que pueden provocar una cantidad de erupciones en cualquier parte del cuerpo, así como la inflamación de articulaciones, dolores musculares adormecimiento de manos y mareos.

No atender la enfermedad de lyme con rapidez puede llegar a ser contraproducente, ya que los síntomas irán empeorando dependiendo de la etapa en la que se encuentre la infección e incluso puede ser mortal.

Su evolución puede culminar en una parálisis cerebral, neuralgia crónica, perdida de la memoria, disnea o incluso carditis de Lyme, que se refiere a las palpitaciones irregulares del corazón

Así que, si conoces a una persona que fue picada por una garrapata o lo viviste personalmente, lo más recomendable es que asistas rápidamente a un médico para evitar su propagación.

Cuéntanos qué medidas preventivas tomas contra la enfermedad de lyme en los comentarios.