Sí se habla de un clásico de terror definitivamente hay que hablar de La Cosa, ya que esta película de Carpenter es un trofeo arreglado en las estanterías de todo fanático de este género, pues equilibra los clichés y el terror psicológico con litros de sangre.

Es decir ¡algo perfecto! Por eso, a continuación, vamos a traerte algunos datos imperdibles de este clásico terrorífico.

Es una película sobre la supervivencia de la raza.

Todo va a iniciar en una estación en la Antártida experimental, donde los científicos reactivan a un ser venido del espacio que ha permanecido 100.000 años dormido y que, al descongelarse, se transforma en un investigador más.

Por poco Carpenter no logra grabarla, pues fue su primera producción de “serie A” y los productores llegaron a dudar de su capacidad y casi se le conceden a Tobe Hopper (creador de la Matanza de Texas).

La versión original.

Se grabó en el Polo Norte por Hawks, sin embargo, Carpenter escogió el Polo Sur para la grabación porque permitía mejores tomas en su opinión.

El extraterrestre malo y el bueno

Resulta que antes de que se iniciara el rodaje de esta película Carpenter tuvo en sus manos el guion para una película de un extraterrestre bueno. Sin embargo, al final se decantó por permanecer en La Cosa con el extraterrestre malo y el bueno terminó en manos de Spielberg que culminó con el film ET.

Hubo refrigerares involucrados en todo.

Varias escenas tuvieron que se grabadas en el interior de los estudios en Los Ángeles y para ello se usaron refrigerares industriales totalmente decorados para simular las temperaturas extremas de la Antártida.

La película original aparece en la nueva versión.

Resulta que el video que estudian los científicos estadounidenses acerca de los científicos noruegos es el que fue grabado por Hawks en el año 1951.

Los Animatronics.

Son una suerte de figuras que se construyen a partir de la resina y la silicona y que logran moverse. Con 22 años, Rob Bottin fue un pionero en su uso y esto logró consolidar la película como un film de culto.

La mujer de la película.

Una cosa muy peculiar de La Cosa es que no hay participación activa de una mujer, de hecho, la única que participa es la ex esposa de Carpenter Adrienne Barbeau y que da su voz al luego de ajedrez que tiene la PC de MacReady.

Como verás, La Cosa está repleta de sorpresas y definitivamente al verla, a varias décadas de su estreno, te pondrá los pelos de punta y hará que no puedas dormir. Así que no esperes más ¡y vela ya mismo!