El compromiso, constituye la base de los siguientes pasos a seguir dentro de una pareja, indica el planeamiento de la unión de dos personas a través del acto del matrimonio. Y todo esto, a través de cierto objeto de vital importancia, cuya utilización simboliza el siguiente escalón después del noviazgo.

La futura unión de dos personas

El evento relacionado al compromiso puede detallarse como la proposición oficial efectuada en una relación, a fines de formalizar la unión oficial entre dos personas, a través de un futuro matrimonio. Esta proposición, según las tradiciones, se efectúa por medio de lo que conocemos como un anillo de compromiso.

Generalmente, quien realiza esta proposición en una relación es el hombre, quien a través del anillo, indica los deseos que tiene de llevar la relación con su pareja en algo más que un simple noviazgo. Sin embargo, el anillo de compromiso destaca por más que solo ser un símbolo de la unión oficial de dos personas.

Si bien no está confirmada la exactitud en que comenzaron a efectuarse estas costumbres, la utilización de la misma se relata en las épocas del antiguo Egipto, en donde los hombres le hacían entrega de estos objetos a sus mujeres como la principal prueba de su amor.

Adicionalmente, los egipcios tenían la creencia de que todo ser humano poseía una arteria que iba desde el dedo anular al corazón, siendo este el lugar en donde se lleva el anillo. Posteriormente, los romanos decidieron apodar esta vena como la vena amoris, o la vena del amor.

Este anillo, generalmente se utiliza en el dedo anular de la mano izquierda, sin embargo, en países como Rusia, Alemania o la India se usa en la mano izquierda. Adicionalmente, en algunas tradiciones se utilizan objetos como brazaletes como alternativas al anillo de compromiso.

La utilización de un anillo como la representación oficial para el acto de compromiso fue tan aceptada, que a partir del siglo XIII se utilizaban como un medio de formalización de este rito. A pesar de esto, la utilización de los anillos con gemas comenzó a partir del siglo XV.

Hoy en día, los anillos de diamante son los más utilizados en la proposición de un compromiso. En España, los anillos de compromiso Zaragoza, se visitan locales especializados en joyería como Tarin, en donde ofrecen, una gran variedad de anillos utilizados para el acto de compromiso.